Pasos para no volver a rogarle a nadie

Foto: yoamoloszapatos.com

 

Si con frecuencia te sucede que por más mal que te trate y por más desaires que te haga siempre lo vuelves a perdonar, o bien, dice que se va, pero no lo hace porque casi te pones de rodillas para que se quede, aquí te ayudaremos con una lista de pasos para no volver a rogarle a nadie.

 

Tal vez estés pasando por un momento de carencia de afecto que te hace mendigar amor, sin embargo, lo primero es que asumas la realidad y luego apliques los pasos para no volver a rogarle a nadie que te daremos en este artículo.

 

Todas las personas tenemos el deseo de ser amadas y necesitamos amor, pero cuanto más buscamos el amor con desesperación, menos lo encontramos y cuando estamos a gusto con nosotras mismas y no lo pedimos, nos llega.

 

Cuando salimos a la vida mendigando amor porque tenemos un hambre emocional enorme es cuando menos lo encontramos.

 

Por el contrario, hay personas muy queridas y seguras de sí mismas que no paran de encontrar muestras de amor sin tener que pedirlas. Personas que realmente no necesitan el amor, la admiración o el aprecio de los demás y por ello mismo lo obtienen sin esfuerzo.

 

Cuando somos maduras disfrutamos del amor que nos llega. Por el contrario, cuando estamos desesperadas interiormente o con una autoestima muy herida, no dejamos de pedir amor a todo el que se cruza y lo peor es que nunca nos sentimos satisfechas.

 

Es como si tuviéramos un hueco en el corazón que con nada se llena, es por eso que a veces terminamos exponiéndonos a humillaciones dolorosas sólo por una mínima muestra de cariño.

 

Deja de humillarte y sigue estos sencillos pasos para no volver a rogarle a nadie:

  1. Reconoce: Reconoce que nadie está obligado a darte cariño, las personas dan lo que quieren y lo que pueden. Dicen que cuando te quieren se nota y cuando no, se nota más, así que abre los ojos y deja ir a esa persona que evidentemente no tiene nada que ofrecerte. Date tiempo, verás que una vez que lo dejes ir, verás que es posible y que pasados unos meses te sentirás mejor y más liberada.

 

  1. Comprométete a ir a terapia para mejorar tu autoestima: Lo mejor es buscar ayuda profesional que te ayude a amarte a ti misma. Recuerda que no es posible amar a nadie más si primero no te amas tú. Además, tú prioridad antes que todo debes ser tú y tu bienestar, el amor que tanto necesitas está en ti. Aprende a valorar tu libertad, trabaja en ti y luego el amor verdadero vendrá solo.

 

  1. En el dar está el recibir: La única forma en que alguien que ya no es una niña podrá recibir amor auténtico será dándolo, pero cuidado, no a patanes, si no a quienes valen la pena: amigas, familia, mascotas.

 

Tomado de: enpareja.com

Post: Keny Gaytán