Momentos de felicidad que solo un bebé te trae mientras crece

Foto: serpadres.es

 

Nada se compara con la noticia de que un bebé viene en camino y solo ellos traen consigo momentos de felicidad que recordaras toda la vida.

 

Desde el momento que te enteras que un nuevo bebé viene en camino, sabes que sin importar las circunstancias en las que llegue, este traerá consigo muchos momentos de felicidad mientras crece.

 

A veces la situación se pone tensa y más cuando se convierten en padres primerizos todo es nuevo, pero el bebé trae momentos de felicidad que te demuestran como todo ha valido la pena.

 

Uno de esos momentos es tenerlo en los brazos, si eres madre es increíble admirar como este bebé creció dentro de ti por nueve meses y hoy está fuera de tí, uniéndolos de por vida pase lo que pase.

 

Ningún olor se compara como el que se desprende de un bebé, este tiene algo muy peculiar que en cuando lo olemos prácticamente nos genera paz, estabilidad y un estado de relajación, solo quieres abrazarlo.

 

Mientras está el embarazo es mágica la ilusión que se siente cuando vas a comprar ropa, lo visualizas y esperas el momento de estrenarla en el bebé y sin duda volver a ver con los años esa ropita te transporta.

 

Para las madres amamantar es un momento de felicidad, sentir la carita de su bebé junto a su pecho, admirarla y hacerlo sentir protegido, sabes que esa alimentación formará parte de su crecimiento y te enorgulleces.

 

Cuando crecen, por supuesto que las primeras palabra y pasos se guardan en el alma, decir “mamá o papá” o ver como intenta caminar, se caen, pero estar ahí para levantarlo es un logro que comparten juntos.

 

Pasar a una etapa como lo es la guardería o el kinder es el desprendimiento más emotivo, aunque a veces duele el cambio saber que se ha adaptado y que llegue con ese dibujo de colores que aunque parece nada para ti lo es todo.

 

A pesar de que tenga un mes, un año, quince o sea ya un adulto, sentir la mano de tu hijo desde que era bebé es el sentimiento más maravilloso, ese momento incluso los hijos recuerdan por siempre.

 

Así que simplemente todos los días son especiales para acumular buenos momentos, ninguno será igual y cuando están bebés estos parecen que pasan volando por lo tanto disfruta el crecimiento de los hijos y acompáñalos en su camino.

 

Tomado de: enpareja.com

Post: Maripaz Sierra