¿Por qué el orgullo impide que una relación avance?

Foto: elconfidencial.com

 

El orgullo es un sentimiento humano que no nos permite ejercer la humildad, esta consiste en asumir lo que somos y sacar lo mejor de ello sin sentirnos inferiores ni superiores a nadie en el mundo, ser, simplemente.

 

Pero qué pasa cuando este sentimiento atraviesa nuestras vidas de pareja y no parece haber más remedio que terminar porque al perecer nadie va a ceder, hoy te explicamos por qué el orgullo impide que una relación avance.

 

Para empezar, cuando nadie quiere ceder es porque ya está pasando algo extraño en la relación, se dice que en una relación ama más quien cede primero, aunque tenga razón, y esto pasa porque la persona que cede alcanza a ver el error del otro sin juzgarlo. Esta parte es muy importante y delicada, ya que también hay de errores a horrores, y debemos conocer los límites de hasta dónde algo puede pasarse por alto, mientras que otros asuntos no.

 

Así, el orgullo, esa necesidad de tener siempre la razón y por tanto esperar a que sea la otra persona la que regrese arrepentida y pidiendo perdón, es el sentimiento que más suele sabotear las relaciones humanas, cuando decidimos ser víctimas del orgullo, agrandamos y agrandamos los problemas hasta el punto de no saber cómo parar esta racha.

 

Cuando ninguna de las dos personas de la pareja quiere buscar a la otra, la relación se estanca, y lo que no se mueve, se pudre. Para vencer el orgullo dentro de una relación es importante poner el ejemplo. ¿Te equivocaste? Asúmelo.

 

Así entramos al terreno de las responsabilidades afectivas, y una de ellas muy importante es la capacidad de ver al otro como un ser humano, con su propia visión del mundo, su historia y claro, sus errores. Y con todo ello amarla.

 

Tomado de: enpareja.com