Así consigues una rápida reconciliación

Foto: amorfm.mx

 

Por mucho amor que exista en la pareja, las peleas son cosa cotidiana, sin embargo, lo ideal es saber cómo resolverlo de manera efectiva. Hoy te diremos cómo conseguir una rápida reconciliación. La comunicación y la capacidad para negociar acuerdos serán fundamentales para salir adelante de cualquier conflicto, sea cual sea el motivo. Obviamente luego de la reconciliación, viene la miel, sin embargo, en ese caso te sugerimos que no se pierdan en ese efecto.

 

Una vez tranquilos lo ideal es que analicen la causa real del problema y establezcan soluciones para evitar que se vuelva a repetir; de esta forma mantendrán una relación lo más saludable posible.

 

1. Espera a que se calmen las cosas y hablen

Una vez que pase el momento más álgido de la discusión o molestia, traten de sentarse a discutir lo que paso con la cabeza fría. Si no lo hacen y dejan pasar estos estados de molestia corren el riesgo de que en el largo plazo tengan un verdadero conflicto de pareja del que realmente les cueste salir.

 

2. Anteponer el respeto y el amor

Es un hecho que se aman, así que no lo echen por la borda. Escuchen con atención y total respeto que es lo que les incomoda. No interrumpan, no griten. Una vez que cada quien haya terminado con lo que tiene que decir, retroaliméntense. Este es el momento de establecer una negociación o acuerdo para que la situación no se vuelva a repetir. Eso es muy importante.

 

3. Cedan un poco

Nada ganarán poniéndose necios para defender su punto, sino de mostrar disposición a arreglar las cosas. Eso no significa que uno de los dos tenga que aceptar una conducta que no le gusta o haciendo algo que le incomoda.  Pero seamos prácticos, si se trata de negociar los malos hábitos como dejar la ropa tirada por la habitación o elegir si visitan la casa de tu madre o la suya este fin de semana, es un hecho que ambos pueden poner de su parte y llegar a un acuerdo sano.

 

4. Mejoren la comunicación

Hablen con libertad de todos los temas en la vida cotidiana, es decir, no esperen a tener una pelea para expresar lo que les disgusta lo ideal sería hablar de cómo les gustaría que fueran las cosas. De esta forma la reconciliación no será un recurso del que tengan que echar mano cotidianamente, pues es un hecho que las cosas fluirán bien entre ustedes.

 

5. Sexo

Sin duda el sexo es la mejor estrategia de reconciliación. ¿surgió una pelea? Arréglenla con una buena sesión intima en el sofá, disfruten y verán que después de eso nada serán tan malo como parecía. Hacer del amor es el ingrediente básico en la relación siempre será la clave evitar conflictos. Tratarse con cariño y respeto siempre será garantía de una relación exitosa. ¡Tenlo en mente siempre!

 

Tomado de: enpareja.com